menu-bodas-01

Cómo elegir un buen menú para bodas

14 febrero, 2014 0

A la hora de elegir el menú para nuestra boda debemos tener en cuenta una serie de factores aparte de, por supuesto, que el menú sea de nuestro gusto.

Estos factores a tener en cuenta son entre otros el número de invitados que asistirán a nuestra celebración, ya que no será lo mismo realizar un menú para 30 que para 300 personas, si el banquete se trata de comida o cena, de la estación del año y, muy importante, que el menú sea elaborado con productos de primera calidad.

    • Todos los catering y restaurantes para celebraciones tienen una serie de menús establecidos con diferentes opciones. Si no os convencen del todo se puede preguntar a la empresa si se pueden realizar algunos cambios en algún menú en concreto o incluso si se puede elaborar un menú completamente a vuestro gusto desde cero.
    • Muy aconsejable es también ofrecer a nuestros invitados un cóctel de bienvenida para que no tengan que esperar mientras estamos en la sesión fotográfica posterior a la iglesia o al juzgado.
    • Importante es también elegir en nuestro menú de bodas elegir productos de temporada, cosa que hará que los productos sean frescos y el precio más ajustado. Buena idea es elegir algún plato típico de la zona donde se celebre el banquete o del lugar de procedencia de los invitados, ya que el menú debería ajustarse también al gusto de ellos.
    • No debemos pasar por alto la religión a la pertenecen nuestros invitados, teniendo en cuenta las prohibiciones de tomar ciertos alimentos en algunas de ellas, como en la cultura musulmana o judía por ejemplo.

Confección de un buen menú de bodas

menu-bodas-coctel-01

Lo normal en un menú de bodas es empezar por alguna crema o una ensalada, pasando a pescado, carne y, por último, el postre.

Es más que recomendable que os dejéis aconsejar por el/la encargado/a de elaborar el menú, aunque la decisión final del menú sea vuestra, él/ella os aconsejará y os dirá si un plato puede no ser recomendable.

Los solomillos están adquiriendo cada vez más protagonismo, acompañados de salsas y guarniciones.

En cuanto a los postres, la tarta está perdiendo protagonismo en pro de la repostería fina. Platos en el centro de las mesas con diferentes porciones de tarta, mousses y pasteles se están convirtiendo en tendencia.

Al igual que con la elección de los diferentes platos, con el vino, si no somos expertos, podemos dejarnos asesorar en la elección de estos, ya sean tintos, blancos o rosados.

Por último daremos paso al brindis con una copa de buen champagne o cava.

Comentarios

0